comparte
Últimos temas
» Mms Solución Mineral Clorito De Sodio Dióxido De Cloro 120ml
Dom Sep 06, 2015 2:10 pm por Admin

» Protocolo lavativa vaginal
Dom Sep 06, 2015 11:36 am por Admin

» materiales
Dom Sep 06, 2015 11:30 am por Admin

» CDS en Mexico
Dom Sep 06, 2015 11:20 am por Admin

» Nuevo Protocolo para el cuidado de laPiel
Dom Sep 06, 2015 11:15 am por Admin

» Protocolo General Nuevo
Dom Sep 06, 2015 11:08 am por Admin

» venta de agua de mar en mexico
Dom Sep 06, 2015 10:11 am por Admin

» No dejes que el vitíligo te amargue la vida, cúrate ya!!!!
Mar Mayo 05, 2015 9:32 am por chulles

» Aprende como generar dinero por internet y cuál es tu potencial de ingresos!!!
Mar Mayo 05, 2015 9:31 am por chulles

Estadísticas
Tenemos 320 miembros registrados.
El último usuario registrado es Frank 7.

Nuestros miembros han publicado un total de 411 mensajes en 353 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 75 el Mar Ago 01, 2017 1:12 am.
dale click
twitter

La sábila es una planta generosa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La sábila es una planta generosa

Mensaje  Admin el Sáb Jun 04, 2011 3:54 pm

SÁVILA, SÁBILA, ZÁBILA, TOECHII, POSACMETL O ALOE VERA


“La sábila es una planta generosa, pues además de tener la capacidad de crecer en condiciones inhospitalarias, sus múltiples propiedades curativas han sido acreditadas en la ayuda del sistema digestivo y las úlceras”, señaló Rodríguez.
Pese a que la Oficina de Alimentos y Drogas (FDA, en inglés) no ha aprobado específicamente el uso de la sábila como medicina y en contados casos esta puede provocar reacciones alérgicas, el ingeniero químico de origen mexicano dijo que los testimonios acerca de su efectividad son numerosos.
De acuerdo con el Instituto de Investigación de la Sábila, con sede en California, las propiedades curativas de la planta se deben a la complejidad de sus elementos constitutivos, que le permiten operar como antibiótico, coagulante, agente contra el dolor e inhibidor en la formación de cicatrices.
Gene Hane, del Consejo Científico Internacional de la Sábila, dijo a EFE que esto se debe a que la sábila “tiene cerca de 200 elementos constitutivos que trabajan en forma conjunta produciendo numerosos efectos benéficos difíciles de contabilizar”, entre ellos aminoácidos, esteroles (un subgrupo lípido de los esteroides que actúa como la cortisona apara combatir la inflamación), y el ácido salicílico, similar a la aspirina.


“Los egipcios, probablemente los primeros en utilizarla, la incluyeron como elemento para embalsamar a sus nobles, con registros sobre su uso en el año 1500 A.C. En EU, su comercialización intensiva tiene solo cerca de 20 años. El público aún necesita educarse sobre sus beneficios”, consideró Rodríguez.
Mientras los griegos la utilizaron para contrarrestar la pérdida de cabello, el historiador romano Plinio el Viejo la recomendó como desodorante, y fue utilizada como parte de los ingredientes, de acuerdo con la Biblia, para embalsamar a Cristo (Juan 19:39).
Y, ¿qué se saca de la sábila? Entre los más de 30 productos que se obtienen a escala industrial de la sábila, los principales son los jugos, las cápsulas y el gel.

La sábila y alguna de sus aplicaciones
La sábila y sus aplicaciones han sido todas aprobadas por la administración de Alimentos y Medicinas de E.U.A. y F.D.A. La sábila (Aloe Vera) parece ser que abunda en Nicaragua y cada patio tiene una plantita.
Para usarla naturalmente, sólo tiene que cortar un pedazo de la hoja; si ésta es pequeña, puede quitarle la corteza por un lado. En ambos casos verá cómo la gelatina brota del interior.
Hay que saber distinguir entre la gelatina y el jugo (yodo). La gelatina se extrae del interior de las hojas, mientras que el jugo, de la parte de abajo de la piel correosa de la planta.
Gracias a los modernos adelantos tecnológicos, los productos a base de sábila (Aloe), gelatina y jugo han sido adecuadamente estabilizados, es decir, que son procesados de manera que el producto manufacturado conserve las propiedades naturales de la planta.
Tanto la gelatina como el jugo se venden en distintas formas de fácil aplicación, sin embargo, si usted tiene la planta en su casa, ¿para qué hacer más rico al rico?
USO INTERNO
Se toma la resina para la digestión, las úlceras y el estreñimiento. Se usa en infecciones renales, mal funcionamiento del hígado, presión arterial, aumento del apetito, insomnio, dolores de cabeza; y en la actualidad se está determinando a través de la investigación científica, las posibilidades de su utilidad en el cáncer de las vías digestivas.
Hace unos 20 años conocí al doctor veterinario Sandor Ortega, de la ciudad de Masaya, quien me presentó a un tío que tocaba órgano en las iglesias y que padeció de cáncer en la piel (la nariz). Con la aplicación de gelatina, el cáncer fue inhibido.
Personalmente cuando ayuno, tomo un jugo de limón mezclado con la gelatina de una hoja de sábila.
ESTREÑIMIENTO
En este caso, sólo usar la gelatina. El tratamiento consiste en tomar la gelatina antes de las comidas; se aconseja un tratamiento de 7 días. Inflamación de la vesícula biliar, infecciones renales y disfunciones hepáticas: Ponga a remojar una hoja de sábila por espacio de 12 horas para extraer el yodo que contiene.
Extraiga la gelatina de la penca, lave y ralle una papa blanca con su cáscara (sin pelarla) y mezcle ambos, el jugo de la papa con la gelatina (mitad y mitad).
La gelatina sobrante guárdela para ser usada en otro preparado (no guardar por más de 12 horas). Tome el preparado en ayunas. Para las personas o niños que no desean comer: 1 cucharada de la gelatina con miel de abeja antes de ir a dormir y otra en ayunas al despertar, le hará muy bien.
RECOMENDACION: No use internamente este preparado si ud., padece de hemorroides, ni mujeres que tengan una menstruación abundante o hemorrágicas.
CREMA DE BELLEZA
Aplíquese la gelatina por la noche, al siguiente día enjuáguese con agua tibia y 1/2 limón por 21 días.
Para el cabello: Evita las bacterias, elimina la caspa, la seborrea y lo hidrata. Acondiciona el cabello porque penetra dentro de las fibras del pelo al cual nutre y lo hace flexible evitando que se parta. Evita la calvicie originada por exceso de caspa, las eczemas y la seborrea.
Tratamiento: Corte la mitad de una hoja como si fuera pan, con la gelatina frótese todo el cuero cabelludo, deje pasar 10 minutos y después enjuáguese con agua tibia y limpia; hágalo 3 veces por semana.
Caspa y seborrea: Bata la gelatina con la clara de un huevo, friccione el cabello por 10 minutos, y enjuáguese con agua tibia de manzanilla. Caída del cabello: Lo anterior déjeselo por toda la noche, al día siguiente lávese con agua de manzanilla, hágalo por 21 días.
Yo tengo en mi jardín 3 variedades de sábila y una buena cantidad de ellas.

Jugo de sábila
¿Este producto ayuda en los males gastrointestinales?

El jugo de sábila es un producto con muchas propiedades entre las cuales una de las más sobresalientes es la capacidad de regular todo el sistema digestivo ayudando en los dolores causados por males como la colitis y gastritis. Además por sus propiedades cicatrizantes ayuda a mejorar los tejidos internos del estomago e intestinos, por lo que se puede consumir para ayudar a cicatrizar ulceras o principios de ulceras estomacales o intestinales. Este producto en general ayuda a mejor la digestión y tiene un efecto laxante leve, así que ayuda a mantener el sistema digestivo en óptimo funcionamiento, lo que ayuda a prevenir males relacionados con este sistema.
Aloe vera Linnaeus Fam. Liliaceae



Castellano: Zabira, zabila, zabida, zadiba, acíbar, pita zabila, aloe vera
Inglés: aloe
INTRODUCCIÓN: Es una especie que tiene aspecto de maguey y su uso es muy antiguo, ya que desde el siglo XVI, los indígenas la empleaban para huesos quebrados, erisipelas, llagas, asma y parásitos intestinales. La hoja macerada como cataplasma es muy común en problemas de la piel como ronchas, moretones y heridas leves. La resina amarga llamada acíbar o aloe o el jugo concentrado de las pencas, se aplica asada y sin la epidermis en llagas y contusiones. Además, por su sabor amargo es ideal para el destete del bebé o como jabón o tónico para limpiar el cuero cabelludo y hacer crecer el cabello. Otras aplicaciones son para quemaduras del sol y acné, para la cual se licua el jugo que se obtiene cortando las pencas junto con nopal y se toma en ayunas.
Planta de tallo corto y hojas carnosas poco numerosas, curvadas en el ápice y con bordes espinosos; las flores son abundantes y dirigidas hacia abajo. Habita en climas cálido, semicálido, semiseco, seco y templado. Se cultiva en casas habitación y está asociada con la selva tropical caducifolia, subcaducifolia, subperennifolia, perennifolia, matorral xerófilo y bosques mesófilo de montaña, de encino y mixto de pino.
Historia
El uso del aloe se remonta a los orígenes de la humanidad. Los chinos fueron los primeros en usar el aloe y en el antiguo Egipto era comúnmente utilizado y se referían al aloe como la planta de la inmortalidad incluyéndolo entre los regalos funerarios enterrados con los faraones.
Se ha escrito que Alejandro Magno conquistó la isla Socotora en el sur de Arabia, porque en ella había gran cantidad de áloes que servirían para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados durante las campañas.
También, Cleopatra usaba diariamente el aloe como ingrediente esencial en sus cuidados diarios.
Ya, en el siglo I de nuestra era, Dioscórides lo describió intensamente en su herbario griego por sus virtudes medicinales y cosméticas.
Existen documentos históricos de los romanos, griegos, hindúes, árabes y otros pueblos de climas cálidos, que comentan sus virtudes medicinales y cosméticas.
Los Franciscanos españoles la trasladaron desde nuestras tierras a América, seguramente a la isla Barbados, de donde viene su actual nombre científico ALOE BARBADENSIS.
En España, a lo largo de la ribera del Mediterráneo, el Aloe fue un elemento esencial en la medicina popular, hasta que el empleo generalizado de la farmacopea moderna lo relegó al olvido junto a la mayoría de las plantas medicinales.
Durante la II Guerra Mundial se redescubrió su valor terapéutico. Las quemaduras causadas en las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki por las explosiones atómicas, se curaron más rápidamente con el aloe y en muchos casos sin dejar señales ni cicatrices.
Actualmente sus propiedades han sido comprobadas clínicamente y los científicos se interesen cada vez más por sus aplicaciones médicas.
La NASA lo utiliza porque absorbe el 90% de la toxicidad de sustancias como: el PVC, la fibra de vidrio, los barnices, las pinturas, las radiaciones de los ordenadores, los televisores y demás aparatos electrónicos.
Se cree que trae buena suerte, y es muy utilizada en los rituales chamánicos por su gran poder energético y porque purifica el alma.

Generalidades
El Aloe es un género de la subfamilia Asfodeloides perteneciente a las Liliáceas, que comprende más de 200 especies. Es originaria de África Oriental y Meridional.
Alcanza entre 2 y 3 metros de altura, aunque raramente hasta 6 metros. Las especies del género de los áloes son casi siempre leñosas, pero con las hojas muy grandes y carnudas, dispuestas en grandes rosetones y con una espina recia en su extremo, armadas de otras espinas marginales más pequeñas. Echan uno o diversos bohordos axilares que rematan en hermosos ramilletes. Las flores son tubulosas, porque las seis piezas que forman la cubierta floral se sueldan todas entre sí en un tubo generalmente recto o encorvado algunas veces. Estas flores suelen tener color rojizo, anaranjado o amarillento. Los estambres son también seis, con largos filamentos que arrancan del fondo de la flor, debajo del pistilo. El fruto es una cápsula de paredes inconsistentes.
En Medicina se utiliza el jugo de sus hojas cuajado en una masa sólida de color muy oscuro, y muy amarga, llamada acíbar. Generalmente, se obtiene dejando fluir el licor que se escurre de sus hojas cortadas transversalmente, por la cortadura de las cuales resuma colocadas sobre un recipiente a propósito. Este licor se deja que se concentre y se vaya espesando al calor del sol o bien con calor artificial.
Según cual sea el proceso de secado, el acíbar adopta colores que irán desde el marrón rojizo hasta el negro, en forma de terrones similares al barro seco, frágiles, de fractura concoide, a los que hay que proteger de la humedad.
Las hojas, cuya savia se utiliza, son carnosas, miden unos 50 cm. de largo, 10 ó 20 cm. de ancho y 5 cm. de grueso. Si se las hace un corte exudan un líquido acuoso de sabor muy amargo, acumulado en células secretoras que rodean la región cribosa. Ya que la pared celular que las separa es muy delgada, el jugo fluye con facilidad. Hay que cortar las hojas de modo que la secreción pueda recogerse en un recipiente. A continuación se condensa el líquido poniéndolo al fuego o al baño maría. Después de separar la espuma se le vierte en otro recipiente en el que se solidificará. Así es como llega al mercado y se elabora después en forma de preparados galénicos (gotas, píldoras, supositorios, geles, etc.). Es raro el empleo del áloe puro.

Propiedades
La composición del acíbar varía según el aloe del que proceda, la época de recolección y la forma de elaborarlo.
Contiene del 6 al 10% de agua y los de mayor calidad dejan un 2% de cenizas. Lo que más varía es la cantidad de resina, que oscila entre el 40 y el 80% . Esta resina que no tiene importancia farmacológica, es un éster del ácido paracumárico y un alcohol resínico, el aloerresinotanol.
Además, el acíbar contiene hasta el 20% de aloinas. Por hidrólisis, las aloínas dan emodina que es el constituyente activo del acíbar.
El aloe contiene también aloemicina, de gran poder anti-inflamatorio y analgésico, y aloeuricina , cuya propiedad es activar y fortificar las células epiteliales, lo que la hace de mucha utilidad en las úlceras gástricas y estomacales.
Contiene gran cantidad de aminoácidos como son la valina, metionina, fenilalanina, lisina y leucina. Posee además al polisacárido lignina, el glucomannan y otros glúcidos como la pentosa, galactosa, y los ácidos urónicos que proporcionan una profunda limpieza de la piel, pues penetran en todas sus capas, eliminando bacterias y depósitos grasos que dificultan la exudación a través de los poros. Entre los elementos constitutivos figuran el iodo, cobre, hierro, zinc, fósforo, sodio, potasio, manganeso, azufre magnesio y gran cantidad de calcio. Es una de las pocas especies que contiene vitamina B12, además de vitamina A, B1, B2, B6, y C.
Contiene fuertes proporciones de germanio que actúa como filtro depurador del organismo, elimina los venenos y desechos de las células, reestructura y revitaliza la médula ósea, reactiva el sistema inmunológico, estimula la producción de endorfinas, que calman en dolor. Todas las plantas que contienen germanio han sido consideradas milagrosas y son: el Aloe vera, el ging-seng y las setas shitake.
El gel obtenido del aloe produce seis agentes antisépticos de elevada actividad antimicrobiana: el ácido cinamónico, un tipo de urea nitrogenada, lupeol, fenol, azufre, ácido fólico y un ácido salícico natural que combinado con el lupeol tiene importantes efectos analgésicos.
Es astringente, analgésico, y anticoagulante. También se ha comprobado sus beneficios como estimulante del crecimiento celular y resulta ser un increíble antitóxico y antimicrobiano.
La tintura o el zumo diluidos en agua a partes iguales usadas varias veces en forma de gárgaras de 3 a 4 minutos actúa eficazmente contra los dolores dentales, y de las encías, neuralgias, aftas, laringitis, disfonía, amigdalitis, anginas, placas y cualquier afección bucal o faríngea.
Cura las heridas necrosantes, como las quemaduras, regenerando los tejidos y cicatrizándolos, restaurando a su vez la sensibilidad del área afectada.
Cura las heridas cortantes, el herpes, la culebrilla, la tiña, y las infecciones producidas por estafilococos y otras infecciones bacterianas internas como la gastroenteritis, colitis, enterocolitis, vaginitis, cervicitis, escorbuto, cólera, disentería, blenorragias, sífilis y otras enfermedades venéreas.
Alivia el dolor de los golpes, esguinces, luxaciones, dolores musculares, artríticos y reumáticos, los pies cansados,
En las enfermedades eruptivas de los niños como el sarampión, la varicela, la escarlatina etc., sus propiedades anti-inflamatorias reducen la picazón y evita que los chicos se rasquen las ampollas.
Pueden tratarse las verrugas, los sabañones, los eccemas, la soriasis, la dermatitis seborreica, la erisipela, el pie de atleta, las picaduras de insectos, arañas, escorpiones, serpientes, medusas y las plantas venenosas.
Resulta muy adecuado para el tratamiento de las varices, ya que calma su dolor y las mejora.
También se han comprobado sus efectos beneficiosos en el tratamiento de la celulitis.
La aloína revitaliza el cabello tornándolo más flexible, reluciente, dócil y resistente.
Regenera las células de la piel después del afeitado. Después de la depilación evita rojeces, erupciones, granos, y cierra rápidamente los poros dilatados.
Cicatriza la herida del ombligo del bebé y la circuncisión.
Evita las estrías en el abdomen y en los senos. Después del parto alivia los dolores de la episiotomía, facilitando la recuperación del anillo vulvar.
Las cándidas, tricomas y demás infecciones o irritaciones vaginales desaparecen con aloe.
Reduce los efectos de las alergias, indigestión, acidez estomacal, gastritis, úlceras duodenales y estomacales, úlceras oculares, hemorroides, afecciones del aparato digestivo, descongestionando el estómago, el intestino delgado, el hígado, los riñones y el páncreas.
Es un laxante natural y facilita los movimientos intestinales en las personas con problemas de estreñimiento.
Se puede utilizar como fotoprotector contra las quemaduras solares, incluso una vez producidas este tipo de quemaduras.
Tonifica el organismo y abre el apetito.
Absorbe y reduce el olor corporal, siendo un excelente desodorante.

Artículos de interés:

Las heridas se curan mas pronto.
Un estudio animal-based publicado en el Journal of the American Podiatric Medical Association determinó que las preparaciones orales y tópicas del aloe aceleran la curación de las heridas.
A un grupo de animales se les administró aloe en el agua que bebían (100 mg/Kg peso corporal) durante dos meses y a otro grupo se le aplico crema de aloe directamente en las heridas durante seis días. En ambos casos el aloe tenía efectos positivos. El tamaño de las heridas disminuyó un 62% en los animales que tomaban el áloe oral comparado al 51% en el grupo de control. El áloe tópico produjo una disminución del 51% de tamaño de la herida comparado al 33% en el grupo de control.
Disminuye el tiempo de recuperación post-quirúrgico.
Según un informe del Journal of Dermatologic Surgery and Oncology el aloe disminuye tiempo de recuperación post-quirúrgico.
A dieciocho pacientes de acné, que fueron sometidos a cirugía de dermabrasión facial se les aplicó en la mitad de la cara de cada paciente el gel de tratamiento post-quirúrgico estándar, y la otra mitad de la cara fue tratada añadiendo áloe. La mitad de la cara tratada con áloe curó aproximadamente 72 horas más rápida que la otra mitad de la cara.
El dermatólogo James Fulton de Playa de Newport, California, autor principal del informe declara: "Cualquier herida que nosotros tratamos, ya sea suturar un corte o quitar un cáncer superficial, sana mejor con aloe vera"
Alivia las quemaduras.
Un informe del Journal of the Medical Association de Thailandia, indica que 27 pacientes con heridas producidas por quemaduras leves fueron tratados indistintamente con gel de aloe o Vaseline™ (jalea de petróleo). Las quemaduras sanaron más rápidamente en el grupo de áloe, con un tiempo medio curativo de 12 días comparado a los 18 días para el grupo tratado con Vaseline.
Minimiza el daño por congelación.
Un estudio publicado en Annals of Emergency Medicine indica que el aloe reduce al mínimo los efectos por congelación.
Los investigadores aplicaron los tratamientos estándares por congelación (antibióticos, ibuprofen, y recalentamiento) a 154 pacientes que sufrían congelación severa. De los pacientes que recibieron además la crema de aloe vera, el 67,9% curaron sin ninguna pérdida de tejido fino (amputación), comparada al 32,7% del grupo de control. Los investigadores concluyeron que el áloe previno una disminución del flujo de la sangre a los tejidos finos congelados, una causa común de la pérdida del tejido fino en la congelación.
Protege de los efectos de la radiación.
El áloe protege la piel del daño producido por rayos X, según investigadores de la universidad de Hoshi en Japón y que publicó el diario Yakugaku Zasshi.
Encontraron que el áloe era un antioxidante eficaz, absorbiendo los radicales libres causados por la radiación, y que protegía dos de las sustancias del cuerpo, el dismutase superoxide (una enzima antioxidante) y el glutathione (un aminoácido que estimula el sistema inmune).
Cura lesiones de soriasis.
En un estudio doble, placebo-controlado, publicado por Tropical Medicine and International Health, 60 pacientes con soriasis crónica fueron tratados con 0,5% de extractos de aloe vera en una crema del aceite mineral. El ungüento fue aplicado tres veces al día por cinco días consecutivos (15 aplicaciones totales por semana) durante cuatro semanas.
Cuando controlaron a los pacientes después de ocho meses, las lesiones de piel por soriasis habían curado mucho mas en el grupo del áloe (82,8%) que en el grupo del placebo (7,7%). Además, el 83,3% del grupo del áloe eran considerados curados de su soriasis comparado a solamente 6,6% del grupo del placebo.
Trata los problemas intestinales.
El jugo de aloe vera resulta eficaz para tratar las inflamaciones del intestino, según un estudio publicado en Journal of Alternative Medicine.
A diez pacientes se les dio dos onzas de jugo del áloe, tres veces al día, durante siete días. Al cabo de la semana, todos los pacientes curaron su diarrea, cuatro habían mejorado la regularidad del intestino y tres habían incrementado su función intestinal.
Los investigadores concluyeron que el áloe podía reequilibrar la función intestinal "regula el pH gastrointestinal a la vez que mejora la movilidad gastrointestinal, y la reducción ciertos microorganismos fecales, incluyendo la levadura." Otros estudios han demostrado que el jugo de aloe vera ayuda a limpiar el intestino, a neutralizar la acidez del estómago, las úlceras gástricas y evitar el estreñimiento.
Reduce el azúcar en la sangre por diabetes.
Hormone Research señala que el áloe redujo los niveles de azúcar de la sangre en diabéticos.
Cinco pacientes adultos con diabetes (no insulino dependientes) fueron tratados con 1/2 cucharilla de extracto del áloe diariamente durante 14 semanas. Los niveles de azúcar de sangre se redujeron en todos los pacientes en un 45% de promedio, sin alteraciones de peso.
Previene y reduce la inflamación artrítica.
Según el Journal of the American Podiatric Medical Association el áloe puede ayudar a prevenir la artritis y a reducir la inflamación en las articulaciones afectadas ya por artritis. El áloe puede también inhibir la reacción auto-inmune asociada a ciertas formas de artritis, en las que se atacan sus propios tejidos.
Los cobayas fueron inyectados con una bacteria para causar síntomas artríticos, a saber inflamación e hinchazón. Para determinar si se podría prevenir la artritis, les fue suministrado aloe, durante 13 días, (150 mg/Kg peso corporal y día). Los controles se efectuaron diariamente para determinar la cantidad hinchazón e inflamación.
Según los investigadores varios compuestos del áloe mostraron una actividad antiartrítica. Un ácido orgánico del aloe redujo la inflamación en un 79,7% y suprimió la respuesta auto-inmune en un 42,4%. Otro compuesto del áloe (antraquinona) redujo la inflamación en un 67,3% pero no tenía ningún efecto en la respuesta auto-inmune.
Acotamiento de la infección del VIH.
Un extracto de mannose, uno de los azúcares del aloe, puede inhibir el VIH-1 (virus asociado al SIDA).
En un estudio realizado en Bioterapia Molecular (1991), las células VIH-1 fueron tratadas in vitro con un extracto de mannose. El áloe retardó la reproducción del virus cerca del 30%, redujo la carga viral (cantidad total del virus), suprimió la extensión del virus en las células infectadas, y aumento la viabilidad (ocasión de la supervivencia) de células infectadas.
Complemento alimenticio para pacientes del VIH.
El jugo de aloe vera demostró ser una parte eficaz en un programa de ayuda alimenticio para los pacientes de VIH+ según el diario Advancement in Medicine.
Durante cuatro meses, dieron a 29 pacientes jugo puro 100% de aloe vera (cinco onzas, cuatro veces al día), junto con un suplemento de ácido graso esencial y otro suplemento que contenía vitaminas y aminoácidos. Se dijo a los pacientes que continuaran con su dieta normal y no tomaran otros suplementos.
Después de 90 días, todos los pacientes rebajaron el grado de incidencia de las infecciones asociadas, afta, fatiga y diarrea, e incrementaron el número de glóbulos blancos en la sangre (que significaba que sus sistemas inmunes respondían positivamente). Se aprecio una mejora en su calidad de salud global. En el 25% de los pacientes, el aloe redujo la capacidad del virus para reproducirse. Los investigadores encontraron que el aloe (el extracto del mannose y quizás otros compuestos) estimula el sistema inmune del cuerpo, particularmente las células del T4 y los glóbulos blancos de la sangre que activan la inmuno-respuesta a la infección.
Estimula la inmuno-respuesta contra el cáncer.
El aloe puede ayudar a prolongar tiempo de supervivencia y a estimular el sistema inmune de los pacientes del cáncer, según la investigación reciente.
Un estudio de 1994 publicado en el diario médico japonés Yakhak Hoeji, indica que ratones con tumores cancerosos fueron tratados con aloe oral durante 14 días. Aunque el aloe no suprimió el crecimiento del tumor, la vida media de los ratones fue prolongada un 22% (con dosis 50mg/kg peso corporal y día) y un 32% (con dosis 100mg/kg peso corporal y día). Un experimento simultáneo en células humanas con cáncer (fuera del cuerpo) encontró que las altas dosis del áloe suprimieron perceptiblemente el crecimiento de estas células cancerígenas.


Uso y aplicaciones terapéuticas
Las formas mas comunes de empleo del aloe son su uso externo, mediante geles y cremas, y la administración vía oral normalmente en forma de jarabes o zumo. El sistema primitivo de aplicación directa consistía, simplemente, en presionar la hoja cortada al medio en sentido transversal contra la zona lesionada, y mantenerla allí durante unas minutos.
Algunas de sus aplicaciones terapéuticas son:


Principales compuestos químicos



ALOEMITINA: previene y controla la propagación de ciertas formas cancerígenas.



ALOEMODINA: Regula el funcionamiento de la mucosa intestinal.



ALOEOLEINA: Mejora úlceras duodenales y estomacales. Disminuye la acidez.



ALOETINA: Neutraliza el efecto de las toxinas microbianas.



AMINOACIDOS: Interviene en la formación de proteínas.



CARRISINA: Refuerza el sistema inmune y aumenta las defensas.



CRETININA: Resulta fundamental en las reacciones de almacenaje y transmisión de la energía.



EMOLINA, EMODINA, BARBALOINA: Generan ácido salicílico de efecto analgésico y antifebril.



FOSFATO DE MANOSA: Actúa como agente de crecimiento de los tejidos con efecto cicatrizante.



MINERALES: Calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre.



MUCILAGO: Actividad emoliente sobre la piel.



SAPONINAS: Antiséptico.

fuente:http://www.pronara.com.mx/productos/enciclopedia/sabila.html

Admin
Admin

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 12/06/2010
Edad : 46

Ver perfil de usuario http://mms1.mexico-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.