comparte
Últimos temas
» Mms Solución Mineral Clorito De Sodio Dióxido De Cloro 120ml
Dom Sep 06, 2015 2:10 pm por Admin

» Protocolo lavativa vaginal
Dom Sep 06, 2015 11:36 am por Admin

» materiales
Dom Sep 06, 2015 11:30 am por Admin

» CDS en Mexico
Dom Sep 06, 2015 11:20 am por Admin

» Nuevo Protocolo para el cuidado de laPiel
Dom Sep 06, 2015 11:15 am por Admin

» Protocolo General Nuevo
Dom Sep 06, 2015 11:08 am por Admin

» venta de agua de mar en mexico
Dom Sep 06, 2015 10:11 am por Admin

» No dejes que el vitíligo te amargue la vida, cúrate ya!!!!
Mar Mayo 05, 2015 9:32 am por chulles

» Aprende como generar dinero por internet y cuál es tu potencial de ingresos!!!
Mar Mayo 05, 2015 9:31 am por chulles

Estadísticas
Tenemos 320 miembros registrados.
El último usuario registrado es Frank 7.

Nuestros miembros han publicado un total de 411 mensajes en 353 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 75 el Mar Ago 01, 2017 1:12 am.
dale click
twitter

Orígenes de la utilización terapéutica del agua de mar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Orígenes de la utilización terapéutica del agua de mar

Mensaje  Admin el Lun Feb 10, 2014 12:23 pm


“Para que la célula pueda cumplir con las altas funciones que le han sido encomendadas, con la máxima actividad que es capaz de desarrollar, vitalidad y energía, precisa de una nutrición orgánica, alcalina, biodisponible, natural, ecológica y panatómica que le proporciona el agua de mar y de un óptimo consumo de oxígeno".

René Quinton, científico francés, descubridor de las  leyes de la constancia marina
Su investigación científica con el agua de mar le llevó a fundar dispensarios marinos donde trató y salvó la vida a miles de niños condenados a morir de tifus, gastroenteritis, tuberculosis, desnutrición y otras enfermedades infecciosas.

En 1904 Quinton vio editada la primera impresión de su obra “El agua de mar, medio orgánico”, donde sintetiza sus trabajos y reflexiones fruto de más de diez años de investigación continua. En sus páginas, Quinton asegura y ofrece diversas pruebas de que la vida animal apareció en el mar y que todas las especies zoológicas, incluido el hombre, tienden a mantener, a través de la serie evolutiva, las condiciones en que se originó su existencia. Es decir que, en vez de mutar en obediencia pasiva frente a la influencia del medio, como se pretendía después de Darwin, en realidad la vida animal cambia para mantener internamente las condiciones en las que surgió.

Según demuestran los trabajos de Quinton, dichas condiciones son la temperatura y la composición físico-química del medio interno del organismo animal, que son exactamente las mismas que tenía el agua de mar en las eras en que la ciencia calcula que cada especie zoológica apareció.

A esto obedece, por ejemplo, que la concentración del cloruro de sodio en nuestro medio interno sea inferior al del agua de mar tal como la conocemos ahora, ya que frente a la concentración progresiva de los océanos, la vida animal ha tendido a mantener la concentración que existía en sus orígenes.

Demostró que el plasma marino sustituye con normalidad al plasma sanguíneo. Para ello experimentó con perros sustituyendo con éxito la sangre de los animales por agua de mar y recobrando éstos mayor vitalidad que la que tenían antes del experimento.
Como era de esperarse, los siguientes experimentos de Quinton se llevaron a cabo en organismos humanos. En 1905 se aplicaron las primeras inyecciones de agua de mar isotónica a un par de bebés desahuciados quienes a las pocas horas recuperaron peso y a los dos días recobraron por completo la salud y vieron aumentada su vitalidad, tal como ocurrió previamente con los perros.

Edad: 3 meses y 26 días, normal en su nacimiento.

Peso en 2 meses: 3 kg 600 gramos.

Enteritis crónica. Deshauciado


Quinton elabora y patenta el agua isotónica, es decir agua oceánica recogida en condiciones muy precisas y pura, diluida en agua natural muy escasamente mineralizada, esterilizada en frío al hacerla pasar por un filtro de cerámica y guardada en recipientes de vidrio de farmacopea y sin contacto con metales. Este método le permite garantizar la no toxicidad y la conservación de las propiedades vitales del agua de mar, lo cual le permite experimentar con inyecciones intramusculares en humanos.

A raíz del éxito obtenido con estos bebés, Quinton se da a la tarea de crear una serie de instituciones sanitarias a las que llamó Dispensarios Marinos.

También trataba a los adultos, muchos de ellos desahuciados por los médicos, a los que lograba curar simplemente con un tratamiento de agua del mar. Los principales casos eran tifus, cólera y diarrea, la tuberculosis, los niños prematuros, la anorexia, enfermedades de la piel y malnutriciones graves.

A principios de siglo las inyecciones de agua de mar isotónica se aplicaban a razón de 100.000 por año en París y 150.000 en el dispensario de Lyon. Varios médicos se interesaron en utilizar esta nueva terapia y con el tiempo, solicitan sus servicios la Sociedad Homeopática Norteamericana y el gobierno egipcio, en cuya capital, El Cairo, erradicó una epidemia de cólera que se estaba cobrando diariamente la vida de 700 niños. Utilizando agua de mar logró salvar a este país de una terrible enfermedad. Gracias a ello Quinton alcanza un reconocimiento mundial.

En 1914, ya se habían presentado ocho tesis doctorales y originales sólo en Francia sobre el suero marino. En vísperas de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) el Ministerio del Interior francés se proponía intervenir para que las inyecciones de agua de mar fueran obligatorias en la época escolar, del mismo modo que la vacuna de la viruela,  pero llegó la guerra y con ella el olvido que fue aprovechado por los detractores de Quinton que no podían asumir el hecho de que curase sin ser médico o científico titulado. Los dispensarios abiertos, fueron desapareciendo progresivamente.

Cobra sentido la frase de Albert Einstein:
“Las grandes mentalidades siempre reciben la oposición violenta de los mediocres”

La Academia Francesa de Ciencias no dudó en afirmar que, después de Darwin, nadie sino Quinton había hecho aportes tan relevantes en el campo de la biología.

LAS LEYES DE LA CONSTANCIA DE QUINTON

Ley de la Constancia Térmica
Frente al enfriamiento del globo, la vida animal, aparecida en estado de célula a una temperatura determinada, para su elevado funcionamiento celular, en los organismos indefinidamente suscitados a este efecto, tiende a mantener esta temperatura de los orígenes.

Ley de la Constancia Marina
La vida animal, aparecida en estado de célula en los mares, tiende a mantener las células constitutivas de los organismos para su funcionamiento celular elevado, a través de las series zoológicas, en el medio marino de los orígenes.

Ley de la Constancia Osmótica
La vida animal, aparecida en estado de célula en mares de una concentración salina determinada, ha tendido a mantener, para su funcionamiento celular elevado, a través de la serie zoológica, esta concentración de los orígenes.

Ley de la Constancia General
Frente a las variaciones de todo orden que pueden sufrir en el curso de las eras los diferentes hábitats de la vida animal, aparecida celularmente en condiciones físicas y químicas determinadas, ésta tiende a mantener, para su funcionamiento celular elevado, a través de la serie zoológica, estas condiciones de los orígenes.


Básicamente postuló que la vida se originó en el mar, y que cada cuerpo humano es como un pequeño océano en el que flotan las células. Si este océano interior mantiene sus condiciones físicas (es decir, su ph, salinidad, temperatura, etc.) similares a las primigenias, el conjunto del cuerpo se mantiene en un estado de equilibrio natural, que es lo que llamamos salud.

A su muerte, en 1925, fue enterrado con honores de héroe nacional. A pesar de la importancia de su investigación para la medicina, sus estudios han sido ocultados intencionadamente por las multinacionales farmacéuticas cuyo multimillonario negocio está sustentado gracias al mantenimiento de la enfermedad.

Funeral de René Quinton en Grasse (Francia) en 1925


El agua de mar no es patentable, es inagotable, es altamente eficaz como tratamiento terapéutico y además es gratuita, convirtiéndose en una seria amenaza que conviene ocultar a través de campañas de desinformación y de miedo hacia el consumo de agua de mar.

Véase en medios de comunicación el interés en alejarnos del mar por su contaminación, metales pesados, radiactividad, o los efectos mortales que nos han hecho creer que tiene su consumo en caso de naufragio.

René Quinton, científico descubridor de las leyes de la constancia marina, Otto Heinrich Warbürg, premio nobel de medicina en 1931, Linus Pauling, premios nobel de química en 1954 y de la paz en 1962, Claude Bernard, biólogo teórico, médico y fisiólogo francés, Alexis Carrel, premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1912, Walter Cannon, fisiólogo y psicólogo, o el ya mencionado Alfred Pischinger,  son algunos de los propulsores de la homeostasis.

“El medio interno de los seres humanos es lo más similar al agua de mar que existe”.

“Las células de los seres vivos flotan dentro del organismo que es una auténtica pecera o acuario compuesta en un 70% por agua de mar”.

Admin
Admin

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 12/06/2010
Edad : 46

Ver perfil de usuario http://mms1.mexico-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.